“El proyecto ‘App The Table’ puede llegar a ser muy grande por la escalabilidad que tiene”


16 de Marzo 2019 (Canarias Empresarial)

 

Estefanía Abreu – fundadora de ‘App The Table’: Madrid, Tenerife, Gran Canaria y próximamente Valencia y Barcelona, son los lugares donde se podrá usar ‘App The Table’, proyecto que ganó, el pasado día 28 de febrero, el premio de la Fundación Disa a la mejor startup del programa de aceleración Olympo Boxes. Se trata de una aplicación que permite crear y compartir planes y mesas temáticas en restaurantes asociados a las que se pueden apuntar los usuarios con los mismos intereses. Como explica a CANARIAS EMPRESARIAL, la fundadora del proyecto, Estefanía Abreu: “creas una ‘table’ en el listado de restaurantes que te aparece, con el título que quieras. Los demás usuarios que están en la aplicación, lo verán y, si les interesa, se apuntarán”.

-¿Qué tipo de experiencia ofrece ‘App The Table’ diferente a la convencional, de cenar en un restaurante?

“Hemos llegado a acuerdos con diferentes restaurantes que proponen varios menús a los usuarios. Eligen uno, y de esa manera saben lo que van a comer, porque el menú está adaptado a ellos. Pagan a través de la plataforma, y dado que van a comer con personas que no conocen, se suaviza el trámite del momento de pagar la cuenta. Todos pueden elegir qué es lo que quieren comer, dentro de este menú previamente pactado con el restaurante. Ofrecen una carta a un buen precio, con la garantía de hacerlo a través de ‘App The Table’”.

-¿Cómo se eligen las personas que van a compartir mesa?

“No es la persona que crea la mesa (‘table’) la que elige a los comensales, sino que son ellos los que eligen la ‘table. Tú puedes crear una mesa o apuntarte a una mesa a través de la plataforma. Imagínate que vas a Madrid, y quieres conocer a canarios que viven allí o profesionales de tu gremio que trabajan en la ciudad. Creas una ‘table’ en el listado de restaurantes que te aparece, con el título que quieras: por ejemplo, ‘canarios en Madrid’ o ‘periodistas en Madrid’… Los demás usuarios que están en la aplicación, verán que hay una mesa con un tema que les interesa, y se apuntarán. Verán a las personas que se apuntan a la mesa, en tiempo real, y algunos datos sobre ellas: si es hombre o mujer, su edad y la puntuación que tiene, en base a las experiencias que ha tenido con otros usuarios. Esto último todavía no está operativo, lo pondremos dentro de poco tiempo en la plataforma. Pero hasta que no llegue a la mesa del restaurante no sabrá concretamente de qué personas se trata”.

-¿Qué tipos de restaurantes aparecen en la aplicación?

“Tenemos un poco de todo. Aquí en Tenerife tenemos desde una vinoteca, terrazas con copas, restaurantes de cocina fusión, hoteles, tascas… El que elige la mesa elige el tipo de local, y lo hará en relación a sus gustos, al precio, a la cercanía… Y el resto de comensales están condicionados a ese restaurante, si te gusta la temática. Nos han propuesto temas de lo más variopinto, que nunca imaginamos, como: un miembro de una asociación de moteros de Las Palmas, quería conocer a moteros de Tenerife; una mama primeriza, quería compartir experiencias con mujeres en la misma situación; una estudiante que prepara una oposición, quería saber qué hacen otros preparadores…

También el restaurante puede crear ‘tables’ con cualquier temática, para dinamizar su negocio, como por ejemplo para aumentar la actividad entre semana, en el caso de que disminuya el número de clientes”.

-¿En qué lugares se puede usar ya la aplicación?

“Ahora mismo en Madrid, Tenerife y Gran Canaria, que es donde tenemos los restaurantes. Un propietario de uno de los restaurante de Madrid tiene otro en Jerez, y probablemente en poco tiempo se podrá usar la aplicación también allí. La intención es la de expandirnos a cuantas más ciudades mejor. Tenemos previsto meternos próximamente en Valencia y también en Barcelona”.

-¿Cómo se monetiza la aplicación?

“No cuesta nada crear una ‘table’. El usuario lo que hace es pagar su cena, y es la aplicación la que se encarga de gestionar con el restaurante. En el momento de la cena, el usuario solo pagará lo que consume fuera del menú establecido con ‘App The Table’. Porque lo normal es que se genere tan buen ambiente durante la cena, que se continúe la velada tomando copas, que estas sí deberán pagarse aparte”.

-¿Cuándo surgió el proyecto y cómo surgió la idea?

“La idea surgió hace un año y medio, y a partir de ahí nos pusimos con el desarrollo de la aplicación y demás, que ha llevado muchísimo trabajo. La idea surgió a partir de Moo’s Milkshakes, el negocio que creé hace unos años, e iba a visitar los locales de Madrid, de Gran Canaria y de Tenerife. Me daba cuenta, cuando estaba en el hotel, de lo poco que me apetecía ir sola a cenar a un restaurante. Pensé que seguramente había mucha gente en esa misma situación, y que con la oferta gastronómica tan espectacular que hay en esos lugares, muchas personas no podían disfrutarla porque están de paso, en viaje de trabajo, y están solas en el hotel comiendo un bocadillo. No iba a utilizar una página de citas porque no pretendía salir a ligar, sino a conocer gente diferente. Pienso que esa es una buena manera de ampliar mi cultura, porque cualquier persona tiene algo que aportarme. A partir de ahí surgió la idea, y desarrollé el proyecto”.

-¿Su participación en Olympo Boxes qué ha aportado al proyecto?

“Mucha solidez. He podido afianzar la estrategia que había detrás de la aplicación, y también, la programación. Teníamos muchos flecos que hemos atado, y hemos aprendido mucho de los otros proyectos que, aunque no tienen nada que ver con ‘App The Table’, han ido enriqueciendo el proyecto. Me ha aportado mucha seguridad, porque yo no venía de este sector, no tenía ningún tipo de experiencia en empresas de base tecnológica. Y con Olympo Boxes me he sentido muy arropada por un equipo de técnicos que me han estado apoyando constantemente. Y en general, veo la Cámara de Comercio como mi familia realmente”.

-¿En qué fase está el proyecto actualmente?

“Ya la aplicación está terminada, y ya hemos hecho diversas pruebas. Hemos invitado a cada ‘table’ a alguien relevante para que cuente su experiencia, y a partir de ahí han llegado usuarios nuevos para vivir la experiencia con nosotros. Nos está sirviendo para captar más restaurantes, más usuarios, poner en funcionamiento la plataforma y ver como responde. Hemos hecho muchísimas pruebas, y hemos corregido algunos fallos que iban surgiendo, pero todo ha ido de maravilla. La aplicación, probablemente, la semana que viene ya estará lista para usarse a pleno rendimiento”.

-¿Cómo se ha financiado hasta ahora el proyecto?

“Con recursos propios. Una de las cosas que hemos aprendido en Olympo Boxes es a no arriesgar demasiado dinero en un proyecto que no se sabe si va a dar resultados o no. Por eso hemos optimizado todos los recursos, para que la aplicación sea lo más completa posible, y que a la vez sea un mínimo producto viable.

Probablemente sacaremos una ronda de financiación próximamente, aunque también barajamos la posibilidad de trabajar con SODECAN, que es una de las puertas que se nos ha abierto al ganar Olympo Boxes. Ellos saben que nuestro proyecto ha sido testado, ellos además lo han evaluado para ver si tiene viabilidad”.

-¿Cómo beneficiará al proyecto haber ganado el premio de la Fundación Disa?

“Pues ha sido fantástico. Parte del premio lo utilizaremos para potenciar las ventas, darnos a conocer a más usuarios y mejorar la parte de desarrollo, como es la creación del sistema de puntuación para cada usuario, entre otras cosas”.

-¿Qué le parece el tiempo que se ha dado entre que concluyó la aceleración al día de presentación del jurado?

“Creo que ha sido beneficioso para ambas partes. El jurado ha tenido la posibilidad de ver cómo ha evolucionado el proyecto desde que termina la formación. Y los emprendedores hemos podido poner en práctica todos los conocimientos adquiridos, que para mí fueron muchos. Una de las cosas que valora el jurado es la evolución durante ese tiempo. Aunque dos meses es muy poco, sí se pueden ver los avances.

Desde la presentación del proyecto para entrar en Olympo Boxes hasta la presentación final ante el jurado, la evolución es increíble, porque entre otras cosas, una de las formaciones que Olympo Boxes da es aprender a vender el proyecto, pequeños ‘tips’ que se pueden poner en práctica”.

-¿Ahora llevas en paralelo los dos proyectos ‘App The Table’ y ‘Moo’s Milkshakes’?

“En realidad vendí la marca ‘Moo’s Milkshakes’ hace algo más de un año, pero sigo siendo la directora de la marca y la propietaria de uno de los locales, el de La Laguna. Desde hace unos meses estoy trabajando en volver a conceptualizar todo el negocio, porque vamos a cambiarlo para hacerlo menos estacional”.

-¿Tiene algún otro proyecto en mente?

“Realmente siempre tengo proyectos en mente, pero sé que tengo que centrarme en estos dos, ahora mismo. Tengo que mimar ‘App The Table’, porque creo que puede llegar a ser un proyecto muy grande, por la escalabilidad que tiene, pero eso implica mayor trabajo. Quiero sacar otros proyectos, porque me considero una emprendedora, pero más adelante”

 

¿Estamos en contacto?

Recibe información y recursos de Olympo Boxes